¿Y la Detección de Herencia Genética?

El Cáncer de Mama no se Previene, Sólo se Detecta

El mes internacional de la concientización sobre el cáncer de mama está por concluir y hemos sido bombardeados en medios de comunicación por múltiples mensajes que hablan de “prevenir” [ y/o detectar] la enfermedad mediante mastografías y visitas recurrentes al médico.

Según expertos, las mastografías sólo detectan el cáncer de seno en etapas tempranas, en el mejor de los casos; pero en las campañas de concientización no se nos dice cómo prevenir la enfermedad efectivamente ni se menciona en la promoción de mastografías cuáles son las causas del mal, que deberían evitarse, como sí sucede con las campañas contra el cáncer de pulmón, por ejemplo.

Lo que encontré en mi investigación al respecto es que el cáncer de mama, en particular y comparado con otros cánceres, tiene exclusivamente un origen genético y la única manera de lograr que no se active sería que a las recién nacidas (aunque también esto sería válido para los niños) se les sometiera a un estudio genético que detectara enfermedades “invisibles” y previniera a los portadores de genes potencialmente mutantes de ciertas prácticas, como fumar o exponerse a otras sustancias y/o ambientes cancerígenos que tienen una alta probabilidad de detonar las mutaciones genéticas que llevan al cáncer de mama. Se me ocurre que quizá eso mataría al negocio de las máquinas que hacen mastografías y todo su ecosistema médico; pero la ciencia se enfocaría en tratar más eficientemente a quienes lo requieren, y habría ahorros significativos en el sector público de la salud y en los bolsillos de muchas familias. ✍️

www.silviameave.net | www.tribuamericas.net | www.calamoyalquimia.net